La importancia del Agua, la Vida del Planeta

La importancia del Agua, la vida del planeta, sin lugar a dudas, pero es un recurso cada vez más afectado por los efectos del cambio climático y la depredación del medio ambiente.

 

Presas para combatir la falta del recurso cada vez más escapo, el agua

La construcción de presas o atajados para aprovisionarse de agua. Fuente: Agros para La Nación.-

 

Nuestro planeta Tierra es sustancialmente una “gracia oceánica”, una “gracia  del agua” que nos impulsa casi brutalmente a repudiar el divorcio entre su valoración que muchas veces hace el mundo  con la vida.

“Ya lo sostenía Tales de Mileto (624 a.C.-?, 548 a.C. ) en Grecia cuando estaba convencido que había un Principio (arché, fuente, origen) de lo que todo se encontraba hecho y meditó que ese principio era el agua”.

Contaminar, derrochar, desacreditar verdades se suceden cada día para no contradecir a Albert Camus cuando expresaba que  “La estupidez insiste siempre, uno se daría cuenta de ello si uno no pensara siempre en sí mismo”.

La Importancia del Agua y la Adaptación al Cambio Climático

 

Ponderando su valor para la humanidad y en este caso para permitir la actividad agropecuaria, en una zona marginal, el ingenio ha permitido en el oeste del Chaco argentino que se acondicione el terreno para contar con agua de calidad proveniente de las lluvias estivales.

Estamos ubicados en la zona del Impenetrable chaqueño, que se caracteriza por un calor abrazador y prolongadas sequías invernales.

Un lugar en donde el agua de lluvia estival es retenida en represas impermeabilizadas con geomembranas y aprovechando las pendientes naturales y caminos abiertos para que el agua se dirija  a estos embalses.

Las represas para el riego del forraje

 

Las represas pueden retener 150.000 metros cúbicos y un sistema de cañerías que lleva el agua hacia los potreros donde el ganado espera para beber.

La carga de animales por hectárea estaba limitada no por el alimento, pasto natural, sino por la falta de agua.

Hoy llegan a 107 vacas por ha -año.

Bombear no era la solución ya que se necesitaba mucha energía y la calidad del agua es mala, con un 16 a 20 gramos de sales por litro, cuando un ser vivo tolera hasta 5 gramos.

Además que poner en funcionamiento a las bombas requiere, generalmente, de combustibles fósiles, por ende el emanar una fracción de gases de efecto invernadero, responsables del cambio climático.

Lectura complementaria: “El Cambio Climático afectará a la Agricultura

De la mano de agrimensores se destinaron tierras exclusivamente para la captación del agua mediante camellones que definimos como -curvas de nivel una al lado de la otra con 6 metros de ancho por 200 de largo y alrededor de 60 cm de altura-.

El agua es llevada naturalmente a canales secundarios que acopian el agua, también canales primarios que la transportan a pre-represas hasta llegar a las represas principales.

Se necesita un mínimo de 2,5 % de inclinación del terreno para equilibrar velocidad que alcanza el líquido y posible erosión- destrozo de los canales.

El agua ilustrada en un hermoso poema

 

“En un efímero encuentro,

El agua de lluvia se cae,

Se queda en la tierra

Mojándola toda.

En un instante de augurio,

En un momento siniestro,

El agua se escurre dejándola sola.

El invierno potente golpea a los techos

Entonces se escucha incesante

El redoblar del cielo,

Para luego calmarse,

En espirales continuos

Se disipa el fluido

Y se eleva en suspiros al cielo.”

Becker Fernández

El agua como principio de vida

 

Esta crónica está tomada de un caso testigo en Río Muerto en Argentina, a manos de una empresa privada y sobre 120 ha, pero puede ser también la inspiración para proveer agua a pequeños centros urbanos.

Desde ya debería ser tratada, pero permitiría que el agua de lluvia, retenida en represas, solucione el abastecimiento hídrico que hoy es desigual y escaso en muchas poblaciones rurales.

Lectura imprescindible: “El Agua, Oro Azul”. escrito por María Yiyi Naser, autora del presente artículo.

En la última conferencia internacional sobre el agua a la que hace referencia Silvia Zimmermann del Castillo para el diario La Nación, se coincidió en ponderar que la preservación y distribución ecuánime del agua.

Ahondando más profundo diríamos que se buscó una conclusión metafórica  al reafirmar …

“El agua como principio de vida, milagro sistémico del que somos parte en una estrecha relación de interdependencia.”

“Es un mundo global. O triunfamos juntos o fracasamos todos” sostiene Assia Benssalah de Marruecos.

Reinstalar la vigencia de la importancia del agua alude a la necesidad de una reconsideración de nuestros valores.

Sabemos que nuestro mundo no ha sido a lo largo de su historia un paraíso, pero en nuestros días y a la luz de una mayor y calificada información, parece calcinarse como si fuera el infierno mismo.

La crisis del agua es la crisis de la vida

 

Pero aquí estamos, escribiendo, leyéndonos para no olvidar que hay esperanza, que miles de quijotes ambientales estamos comprometidos con la vida,  sin renunciar  a vivir a la luz de  valores  colectivos.

¡Hace falta un contrato social tácito de las sociedades!

Un respetado antropólogo, escritor científico, ecologista y poeta estadounidense nacido a principios del siglo XX Loran Eisely concluyó que:

“Si hay magia en este planeta, está contenida en el agua.”

Y sabemos que el agua es un recurso finito, mal distribuido y bajo muchos impactos causados por la actividad humana y el calentamiento global / cambio climático.

El cambio climático y la necesidad de adaptarnos al mismo

 

El cambio climático antrópico está afectando seriamente al recurso hídrico.

A este gran problema debemos sumar la degradación ambiental, destruimos ecosistemas, alteramos cuencas hidrográficas, afectamos a las “fábricas naturales” de agua con el cinismo y egoísmo de mirar hacia otro lado.

El calentamiento global se viene manifestando desde hace mucho. No hay dudas.

La temperatura global bate récords, tal cual escribí sobre: “El 2016 fue el año más caluroso de la historia”, que con seguridad plena puedo decir que el 2017 superara al mismo.

Nuestras actividades altamente generadoras de impactos ambientales van a afectar al aprovisionamiento del recurso hídrico a la par que la población mundial crece a ritmos sin precedentes.

El optimizar el uso del agua es labor de todos, empecemos pregonando con el ejemplo ¿te unes?

Gracias a la autora del presente artículo, la profesora, escritora y gran ecologista María Yiyi Naser (@yiyinaser), argentina y responsable del blog “Naturaleza y Paisaje de la Mano de la Literatura”

Puntuación general
[Total: 0 Promedio: 0]

adminncc

Magister en Ciencias Agropecuarias; Medio Ambiente, licenciado en Ingeniería Agronómica, Especialidades en Gestión Ambiental Integral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*