Relación entre el cambio climático y los huracanes

qué son los huracanes y las tormentas tropicales

El calentamiento global y los huracanes: A más temperatura más intensidad. Fuente: NOAA.-

 

Hemos vivido momentos de extrema tensión y expectativa cuando los huracanes golpearon el Caribe y Houston y Florida, al punto de preguntarnos si existe alguna relación entre el cambio climático y los huracanes.

La relación del cambio climático y los huracanes

 

Sin el ánimo de escribir algo muy científico pero sin alejarme del respaldo de la ciencia, he leído lo siguiente en varias revistas y portales especializados.

No existe una relación directa entre el cambio climático con el número de huracanes que suceden en la temporada anual.

En otras palabras, no aumenta el número de huracanes a medida que el calentamiento global va agravándose. A lo menos, es lo que la ciencia (siempre en evolución) nos dice.

Los huracanes Harvey e Irma y el calentamiento global.-

 

Si bien el calentamiento del planeta pareciese no influir en la cantidad de meteoros climatológicos como los huracanes Harvey que devastó e inundó a Houston, Texas en 2017 e Irma, empezó a destruir desde territorio caribeño hasta el sur de la Florida (sobretodo la ciudad de Miami) el mismo año (El huracán María al escribir estas líneas tocaba suelo en Puerto Rico), sí existe una “mortal relación” entre:

El calentamiento global eleva las temperaturas del agua de los océanos convirtiéndolas, junto al aire caliente, es el combustible para los huracanes (Skeptical Science)

A este panorama no olvides que el incremento del nivel de las aguas del mar están en ascenso fruto del deshielo de los polos y los glaciares.

Lectura complementaria: ¿Qué son los huracanes, tormentas tropicales y trombas de agua?

Resumiendo:

El calentamiento global causado por el hombre tendría cierta influencia en la intensidad de esas “bestias del clima” como alguien las bautizó.

Los Gases de Efecto Invernadero y los huracanes

 

Recordemos que nuestra sociedad global depende del carbón, petróleo y gas natural pero en cantidades impresionantes.

La combustión de estas energías sumado a la deforestación de bosques y selvas (casi la superficie de Panamá es talada cada año), son dos de algunas causas de origen antrópico que liberan gases de efecto invernadero (GEI) a la atmósfera.

El principal GEI es el dióxido de carbono o CO2, y que a su vez es el mayor responsable de alterar la concentración de gases atmosféricos causando que más energía se quede atrapada incrementando la temperatura del planeta, a este proceso se lo llama: calentamiento global.

Lee: ¿Cuál fue el año más caluroso de la historia producto del hombre?

Entonces, a más petróleo, más tala y quema de bosques, más industrias contaminantes, más trafico vehicular, será mayor el calentamiento global y por ende la fuerza o intensidad de los huracanes como el famoso Irma que puso bajo la lupa mundial a la ciudad de Miami y alredores. 

Los huracanes siempre existirán, ¿pero los ciudades?

 

Siempre existieron estos colosos meteorológicos, a lo menos, casi siempre y seguirán presentándose año tras año, no hay dudas.

Digo eso, que es algo evidente, porque leí y vi a todos los “eruditos” que opinan de todo lo que sea noticia, llamando a no hacer nada contra el cambio climático, al mejor estilo “TrumpIano”, porque no se puede luchar contra la naturaleza.

Es equivocado y egoísta pensar de esa manera.

Veamos, si seguimos generando GEI como lo estamos haciendo, estamos causando un zafarrancho climático donde todos saldremos perdiendo.

Los efectos son peligrosos y mortales, desde inundaciones hasta sequías sin saltar migraciones de refugiados ambientales y hambrunas.

Sí, van a seguir habiendo huracanes pero por su intensidad, y porque cada vez viven más personas en ciudades costeras que no están preparadas para adaptarse a la fuerza interminable de un huracán Irma, Harvey o Mathew, sumado al incremento del nivel del mar, la condena sobre las ciudades está dada.

Los huracanes y el daño que causan

 

No creo que un meteoro de éstos cause poco daño cuando toca tierra y peor si hay habitantes en ella.

No hay caminos, escuelas, infraestructura básica, personas, vida salvaje y hasta floresta que no sea afectada de manera impresionante.

Los expertos en meteorología quedaron pasmados al “aprender” una nueva faceta de los huracanes Irma y Harvey, la velocidad del viento y el tiempo sobre un área a la que inundó con vaya a saber cuántos billones de litros de agua.

En el occidente del globo, sobre la línea ecuatorial, tenemos a los huracanes como en oriente a los tifones. Estos fenómenos naturales suceden cada año y se cobran cientos sino miles de vidas con un daño económico multimillonario.

Convivir con los huracanes

 

Como sociedad deberemos aprender a seguir conviviendo con los mismos, no estamos en condiciones de tecnológicas y científicas para modificarlos y eliminarlos.

Las ciudades costeras como Miami, La Habana, San Juan, y tantas otras más, deberán educar a la gente para enfrentar el problema que tiende a agravarse por el calentamiento global.

Educar y facilitar acceso a tecnología para hacer más resistentes las edificaciones, y claro, rutas de evacuación e infraestructura para paliar (en algo) a este fenómeno natural.

La rápida respuesta contra el huracán Irma que golpeó a la Florida y las regulaciones en construcción disminuyeron casi a una o dos decenas a las víctimas fatales que bien podían ser millares de no tener esas condiciones y no haber sido evacuadas.

Es una lástima que en nuestros países pobres carecemos de esa capacidad para evacuar a la población y que la inmensa cantidad de edificaciones son precarias y no cumplen con ninguna protección. Es ahí donde las víctimas son numerosas.

Porque algo es cierto como 2+2 es 4 : El cambio climático y los huracanes van de la mano, a pesar nuestro.

Puntuación general
[Total: 0 Promedio: 0]

adminncc

Magister en Ciencias Agropecuarias; Medio Ambiente, licenciado en Ingeniería Agronómica, Especialidades en Gestión Ambiental Integral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*